Asignaturas pendientes

Deslices y antojos lingüísticos en los medios de comunicación

 

¡No me hables así!

Asignaturas pendientes

No se puede ni se debe intentar encorsetar el lenguaje, pero quienes lo tienen como instrumento de trabajo tienen la misma obligación que cualquier profesional de utilizar su herramienta de forma consciente y responsable; el espacio para la innovación debería partir del conocimiento confiado, íntimo del material con el que se trabaja. A continuación mostramos numerosos ejemplos de cómo la mayoría de faltas son un problema de desconocimiento o de indiferencia ante los planteamientos lingüísticos: disponemos de muchos más recursos de los que la generalidad de los medios de comunicación se molestan en explotar y potenciar, mientras que, por otro lado, se importan muchos vicios que los entornos profesionales pocas veces saben o quieren corregir.

 

 

Mutaciones semánticas

 

«Además, ven eliminado el *work-face, o lo que es lo mismo, pagar a un empleado por su tiempo, *en detrimento de pagar por resultados, por cualificación y conocimientos(...)».

 

Lucía Vera Hervás (2014, noviembre 4). El 50% de los puestos

de trabajo en oficinas están desocupados http://cincodias.com

 

Para que sea en detrimento de tiene que haber pérdida, daño, que es justo lo contrario de lo que aquí se pretende decir: en favor de (o en lugar de). Por cierto, si hay que explicar lo que es work-face, o sea, algo tan común como «pagar por horas» o «trabajo presencial», ¿por qué no nos ahorran directamente el palabro?

 

 

«De ellos, sólo el presidente del Levante, Quico Catalán, lo ha hecho en calidad de testigo y no como investigado, *condición que sí ostenta el Real Zaragoza como persona jurídica».

 

Sergio Fernández (2014, noviembre 5). A un paso de la imputación. www.marca.com

 

«La misión de Unasur estuvo constituida por los ministros de Relaciones Exteriores (...) y Surinam, este último como representante del país que *detenta la presidencia pro tempore de la alianza».

 

Ewald Scharfenberg (2014, marzo 28). Washington endurece

su posición frente a Venezuela. http://internacional.elpais.com

 

Ostentar no es sinónimo de poseer; mal camino llevaríamos, si nos jactáramos de que nos están investigando. Detentar implica una ocupación ilegítima, no es sinónimo de ocupar o ejercer.

 

 

Concordancia

 

- Dar por hecho, ver normal, tener claro, hacer público:

 

«Rusia *da por hecho Olimpiadas seguras». (Titular)

 

Voz de América (2014, enero 19). http://tribunapr.com

 

«El gobierno *ve "normal" los movimientos en bolsa y destaca los "sólidos" fundamentos de la economía española». (Titular)

 

Servimedia (2014, octubre 16). www.eleconomista.es

 

«En la lista podrían estar Mussachio, Debuchy o Draxler, jugadores de primer nivel que tampoco *tienen claro su vuelta a los terrenos de juego».

 

Juan A. Pérez (2014, noviembre 20). El 11 de las estrellas lesionadas

que no podrán jugar hasta 2015. www.eldesmarque.com

 

«Ante este hecho, el llamado Centro de Prevención Contra las Derivas Sectarias del Islam (...) acaba de *hacer público una encuesta».

 

Redacción (2014, noviembre 19). La mayoría de yihadistas

franceses son de clase media. www.lavanguardia.com

 

Estas expresiones no son fijas, han de concordar en género y número: «Rusia da por hechas Olimpiadas seguras», «el gobierno ve normales los movimientos», «los jugadores no tienen clara su vuelta», «acaba de hacer pública una encuesta».

 

 

Redundancias (pleonasmos)

 

- Volver a repetir (y van tres). Cualquier uso de volver a seguido de un verbo que ya implique repetición o con el prefijo re-, representa una redundancia: volver a insistir, machacar, copiar...; volver a reiterar, rehacer, revisar, recalcar...

 

«El máximo mandatario de la entidad chantadina reconoce que si tuviera que *volver a repetir lo que hizo hace once años haciéndose cargo del club "lo volvería a hacer con gusto"».

 

Luis Conde (2014, octubre 17). Montenegro y García, claves en

la recuperación del CB Chantada. www.lavozdegalicia.es

 

Es suficiente «si tuviera que volver a hacer» o simplemente «si tuviera que repetir»; si, efectivamente, queremos decir «varias veces», el «volver a» será o no necesario según el verbo que utilicemos: insistir ya significa «repetidamente».

 

- En primera persona (¿cómo se vive algo en segunda o tercera persona?):

 

«ELMUNDO.es ha charlado con algunos de ellos y ha podido *vivir en primera persona cómo se divierten, qué buscan en este tipo de festivales y cuáles son sus dj favoritos».

 

Isabel Monera (2014, julio 27). Españoles en Tomorrowland. www.elmundo.es

 

Si nos detenemos un poco más en el significado de las palabras no tendremos que decirlo dos veces, entenderemos mejor el alcance de lo que decimos y degustaremos mejor la sustancia de cada vocablo:

 

«Uno de los jurados, Gaspare Agnello, *amigo personal de Sciascia, prefirió dimitir antes que darle el premio a un carnicero que lleva más de veinte años de prisión por diversos asesinatos».

 

David Torres (2014, septiembre 4). La sangre con letra entra. http://blogs.publico.es

 

«Eso es esencial porque las cosas serán muy diferentes si se trató de una imprudencia, por leve que haya sido, o de un *accidente fortuito».

 

Victoria Prego (2014, octubre 8). Demasiadas preguntas

pendientes de respuesta. http://www.elmundo.es

 

 

Alargamientos

 

Al contrario de lo que pueda parecer, esta inclinación es moneda corriente precisamente entre personas con carencias comunicativas, ya que tienen el reflejo de compensar una supuesta falta de potencial y significación. Si pensamos en el lenguaje burocrático, se trata simplemente de mantener a raya al ciudadano para que no se meta donde no lo llaman.

 

Se ha acabado aceptando generalista como persona que en su profesión posee amplios conocimientos, aunque es más lógico decir médico general, para indicar una cualidad, no un agente o profesión, justamente lo que ya designa médico. Una vez que se le ha dado permiso, la palabra ha sido invitada a todos los saraos para sustituir a la aburrida general:

 

«Hay hongos demasiado específicos que no se pueden inocular en otras especies de plantas, (...) pero muchos otros son *generalistas y se pueden asociar a diferentes organismos vegetales».

 

Redacción (2014, septiembre 21) Un híbrido de trigo y

cebada cada vez mejor. www.larazon.es

 

Aquí sorprende buena parte de la prensa que, ignorando sus propios diccionarios, se define como generalista frente a los diarios especializados; no tiene que ver el conocimiento que domina una persona con el tipo de información que trata un medio o los campos que abarca, aunque es más probable que, antes de admitir y corregir el fallo, lo añadan a sus diccionarios.